LA ESCASEZ DEL TIEMPO – Por Julio Picchi

Este proceso es casi imposible realizarlo  sin tiempo, silencio y reflexión.   Sabrás que  no creo en eso de “no tengo tiempo”.  Simplemente no es verdad. Es cierto, si el dueño quiere hacerlo todo y a su manera. Hacer las cosas como las aprendió o se hacían antes.  Si deseas seguir creciendo, deberás seguir formándote, aprendiendo y delegando.  Este proceso te abarca primero a ti, y después a tus colaboradores.  Sin él,  te estancarás. Y conviene que lo realices tanto a solas contigo mismo, como abriendo bien tus ventanas para escuchar a los demás: leyendo temas de interés, participando en cursos de capacitación, visitando otras empresas y lugares….  Si no te haces tiempo, quedarás enganchado en lo cotidiano: lo grande y lo pequeño; sin diferenciarlo. Si no cierras la puerta de tu despacho, te invadirán.   Esto significa un lugar en tu calendario.  Si no lo planificas, no lo realizarás. Conozco dueños que no llevan agenda ¡Qué se puede esperar de esa falta de disciplina!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *